Volver a Noticias

El banco AERO de SELLEX cumple 15 años

26.04.2017

Categorías: Espacios Públicos, Espacios Corporativos, Terminales de Pasajeros, Hoteles, Hostelería y Centros Comerciales, Capillas y Tanatorios, Sanidad

En el año 2001, cuando en SELLEX ya llevábamos más de dos décadas de experiencia en el sector del diseño y la fabricación de mobiliario para grandes instalaciones, llegó la creación de nuestro producto más internacional, el banco AERO, que cuenta ya con presencia en más de una treintena de países de todo el mundo.

Banco AERO
Banco AERO

El cambio de siglo supuso también un cambio muy significativo para la empresa, en SELLEX queríamos seguir evolucionando y mejorar nuestros muebles. Depositamos toda nuestra energía en crear un banco con las características lógicas en una pieza de diseño industrial (resistencia, durabilidad, versatilidad, etc…) pero cimentado en dos conceptos básico: la elegancia y la ligereza visual. Lo que buscábamos era un banco que no presentara una estética demasiado austera, y el diseñador argentino, Alberto Lievore, del estudio Lievore Altherr Molina de Barcelona, supo dar forma a lo que habíamos ideado en nuestra mente.

Tras muchos meses de trabajo y muchos bocetos, vio la luz el banco AERO, una carcasa de aluminio extrusionado con forma de banco y visualmente muy ágil. Unas patas esbeltas eran las encargadas de apoyar el banco al suelo, aunque éste también nació con la vocación de poder adosarse a una pared. Era un banco bello pero también versátil, lo que queríamos en SELLEX.

Se fabricaron diferentes tamaños del banco, pensados para albergar desde 2 hasta 7 personas, e incluso en su versión más larga, de cuatro metros y medio de largo, el banco AERO sigue soportando su peso y el de los que se sientan con, tan solo, dos patas. Además, cuenta con una serie de estrías en su superficie para evitar que al sentarnos en él resbalemos.

El nombre no es casual. El banco AERO fue bautizado como tal porque cuando se instala en un espacio parece que vuela, que flota sobre el suelo. Por eso elegimos esta palabra griega.

Banco de aluminio AERO
Banco AERO de aluminio

 

Sus curvas recordaban remotamente al ala de un avión, de ahí que las primeras instalaciones en conquistar fueran los aeropuertos, pero pronto llegaría a las estaciones de tren, de autobuses o a las terminales marítimas. Y es que el banco AERO encaja en todo tipo de espacios. Lo encontramos en bibliotecas, universidades y museos. También se ha instalado el banco AERO en sedes de empresas multinacionales, en palacios de congresos o palacios de justicia. Incluso en hospitales y hasta en tanatorios.

Presentamos el banco AERO oficialmente en la F.I.M. de Valencia en 2001 y el AERO ganó el primer premio. Luego ocurrió lo mismo en la Spectrum de Londres 2002, con el Delta de Oro de Adi Fad en Barcelona 2003 y hasta el renombrado Best of Competition and Gold Award 2003 de la NeoCon de Chicago, así como el IF Gold Award en Hannover 2004.

AERO, un banco internacional

Hoy en día, quince años después de su nacimiento, el AERO “flota” en cerca de un millar de equipamientos repartidos en más de 40 países de todo el mundo. Algunos de estos han sido ideados por los arquitectos más importantes de nuestro siglo como Norman Foster (el City Hall de Londres), Herzog & De Meuron (el Museo Blau de Barcelona), Arata Isozaki (el Qatar National Convention Center en Doha) o Dominique Perrault y su Cité des Sciences et de l'Industrie en París. Diseñadores como Mariscal dieron el visto bueno para que el AERO fluyera con el resto de sus creaciones en el Hotel Domine Bilbao o el mismo Rafael Moneo autorizó la colocación del banco AERO en la terraza exterior del Centro Kursaal de San Sebastián.

Banco AERO en el City Hall de Londres
Banco AERO en el City Hall de Londres

 

Otros espacios referenciales que cuentan con el banco AERO son la Casa Camper, el Museo Picasso o el Museo de las Artes Decorativas de la ciudad condal.

Hasta 2016, año del decimoquinto aniversario, se han vendido más de 100.000 plazas del banco AERO por el mundo, o lo que es lo mismo, 62 kilómetros de banco, con los que se podría rodear toda la isla de Manhattan, Nueva York.

Está claro que con el tiempo el banco AERO de SELLEX ha llegado a convertirse en un icono del diseño industrial en espacios públicos.

Algunas de las instalaciones del banco AERO por el mundo