Volver a Noticias

HAMMOK, la silla que “te balancea”

09.04.2018

Categorías: Espacios Públicos, Hoteles, Hostelería y Centros Comerciales, Producto

Hace ya una década que llegaron las Sillas HAMMOK, diseñadas por Burkhard Vogtherr, para revolucionar el mundo de los asientos. Su lanzamiento en el año 2006 supuso realmente la presentación de un elemento diferente. Parece que fue ayer cuando presentamos la colección de Sillas HAMMOK en la Feria ORGATEC, en Colonia. ¡Causó autentica sensación! Y no es para menos. Hasta entonces, la mayoría de las sillas que existían en el mercado eran demasiado rígidas, pero HAMMOK contaba con una característica novedosa: un armazón suave y ergonómico que aportaba flexibilidad al asiento, con un agradable efecto de balanceo al sentarse.

 Familia de Sillas HAMMOK
Sillas HAMMOK.

 

La familia de Sillas HAMMOK cuenta con tres modelos diferentes y una cuarta versión en forma de butaca:

Silla Básica

La Silla Básica, con brazos o sin brazos, es el resultado de la combinación de la carcasa de madera HAMMOK con una estructura en varilla curvada de acero inoxidable o acero pintado. La carcasa tiene una función estructural, lo que confiere a la silla ese confortable movimiento de vaivén característico en todas las Sillas HAMMOK. Tanto la carcasa como los brazos pueden ser en madera natural, teñida, lacada o tapizada.

Silla Dinner

La silla HAMMOK Dinner, como su propio nombre indica es, un asiento muy apropiados para incluir en el mobiliario de un restaurante, un bar o una cafetería. Esta silla combina la carcasa HAMMOK con un ángulo de inclinación más reducido, está tapizada, y tiene una estructura con brazos en varilla de acero pintado o acero inoxidable. Es una silla ligera, pero rígida a su vez, lo que permite que sea un diseño con amplias aplicaciones.

Silla Cantilever

El modelo Cantilever de la familia HAMMOK, está pensado para ambientes de trabajo: una silla para oficinas, despachos, bibliotecas, etc. Esto se debe a su excepcional confort conferido por la combinación de la carcasa HAMMOK con una estructura de acero inoxidable y con brazo. La estructura puede ser en haya natural, teñida o lacada.

Butaca HAMMOK

La familia HAMMOK la cierra esta versión más ancha de la carcasa, con frente tapizado acolchado (30 mm. de grosor) en diferentes materiales y con reposabrazos de madera maciza. El resultado es una butaca de diseño que, al mismo tiempo, es tan cómoda que se ha posicionado como asiento para zonas de espera de cualquier instalación: la consulta de un médico, el hall de una empresa o la zona de lectura de una biblioteca.

En definitiva, la colección HAMMOK es un conjunto de cuatro asientos iguales pero diferentes. Cada uno con un destino concreto (restaurantes, oficinas o salas de espera), pero con algo en común: son sillas que “te balancean” en busca del confort.