City Hall, belleza arquitectónica junto al Támesis

20.09.2018


 

Quien viaja a Londres incluye en su ruta una visita al City Hall, uno de los edificios más emblemáticos de la capital inglesa. El Ayuntamiento de Londres es la sede de la Autoridad del Gran Londres (GLA), y está situado a la orilla sur del Támesis, entre el Puente de Londres y la Torre de Londres. Un lugar privilegiado que otorga todavía un encanto mayor a este edificio ya de por sí característico. Su forma ovalada le da un aspecto futurista que contrasta con lo clásico de su entorno.

Norman Foster fue el responsable de este proyecto que se inauguró en el año 2002 y que lleva su impronta. El edificio representa una reinterpretación radical de las formas arquitectónicas, ha marcado un antes y un después de la arquitectura y Sellex forma parte de ese nuevo planteamiento arquitectónico.

Varios Bancos AERO, diseñados por Lievore Altherr Molina, reciben a los visitantes del GLA Building de Londres en el lobby del edificio. Son bancos de aluminio con pad de poliuretano, en piel integral, dejando una franja de aluminio a la vista en el respaldo. Una versión del banco que, al igual que el resto de la colección, es elegante y al mismo tiempo resistente.

 

 Ayuntamiento de Londres, Banco de aluminio Aero.
Banco de aluminio Aero en el Ayuntamiento de Londres.

 

El Banco AERO vio la luz tan solo un año antes de la inauguración del City Hall, así que puede decirse que prácticamente iniciaron su andadura juntos. Desde entonces, muchos vestíbulos y salas de espera se han vestido con el banco AERO, uno de nuestros bancos más internacionales.

Un edificio sostenible

Si analizamos más en profundidad el diseño del City Hall, veremos que estamos ante un edificio sostenible y prácticamente no contaminante. Se calcula que en su conjunto puede llegar a consumir solo una cuarta parte de lo que consume cualquier edificio convencional de oficinas en Londres.

La forma ovalada del GLA Building  permite controlar la radiación solar; las oficinas se ventilan de manera natural; la energía se obtiene de paneles fotovoltaicos y el sistema de refrigeración del edificio utiliza agua subterránea bombeada. Así es como el edificio consigue un rendimiento energético muy óptimo.

Contacto