Hospital General de Tachikawa, la instalación que se integra en el paisaje

04.06.2020

Hospital General de Tachikawa en Tokio (Japón)

Hospital General de Tachikawa en Tokio (Japón)

Casi 200 Bancos BILDU, diseñados por Mario Ruiz, equipan las salas de espera del Hospital General de Tachikawa en Tokio (Japón). La mayoría de ellos son bancos de 3 plazas tapizados y de roble, pero también se pueden encontrar bancos de 4 plazas y algunos de 2 plazas.

La construcción del Hospital General Tachikawa terminó en agosto de 2016. El proyecto implicó la reubicación de un hospital de atención médica avanzada reinterpretando de forma moderna la arquitectura original del edificio existente. La instalación de 37.796 m2 servirá como modelo para los hospitales regionales de los alrededores.

Takenaka Corporation, uno de los cinco grandes contratistas generales de Japón y el más antiguo, estuvo a cargo del diseño arquitectónico y la construcción del hospital. La instalación se dividió en dos edificios alineados a lo largo de un eje central que penetraba en las construcciones de este a oeste, entre la sala de pacientes y las instalaciones de la clínica. Estas áreas estaban claramente divididas por un código de colores, por ejemplo, la parte este de la montaña (verde) y la parte oeste del río (azul).

Con el fin de lograr una imagen del edificio que respondiera a la riqueza del entorno natural, se incorporaron tres paneles de color. De esta manera, los colores típicos de la tierra fértil y las aguas subterráneas calcáreas de Nagaoka fueron combinados al azar en el exterior del hospital.

 

Banco BILDU en el Hospital General Tachikawa (Japón)

Banco BILDU en el Hospital General Tachikawa (Japón)

 

El deshielo como concepto de arquitectura interior

El concepto común de la arquitectura interior era el deshielo, que aparece después de un largo invierno en la nevada Nagaoka. Algunas de las señaléticas interiores se iluminaron internamente, expresando la imagen de una bola de nieve que brilla blanca y suavemente al sol.

La luz natural entra desde el techo del tragaluz y los interiores están llenos de luz brillante y suave para que la gente pueda sentir el paso del tiempo y el cambio de las estaciones a lo largo del día y la noche. La luz natural y la luz artificial se combinaron naturalmente para crear una impresión de nieve derretida.

El Banco BILDU fue elegido para equipar las salas de espera del hospital porque se adaptaba perfectamente al diseño interior. Además, las dimensiones y el diseño ergonómico del BILDU permitían una estancia cómoda mientras se estaba sentado, lo cual es muy apreciado en este tipo de instalaciones sanitarias.

Nos sentimos muy honrados de haber participado en este proyecto lleno de significado y simbolismo.

Contacto