Luz natural, la mejor terapia del Centro Oncológico de Lieja

20.06.2022

 

El Hospital Universitario de Lieja, en Bélgica, necesitaba un cambio. La redistribución que llevaba años haciendo de sus actividades hospitalarias requería de una remodelación arquitectónica para que el espacio respondiera a la nueva realidad del centro. Una de esas adaptaciones era la necesidad de disponer de una nueva Unidad del Cáncer, y así es como llegó el nuevo Centro Oncológico Integrado, una herramienta de salud completamente diseñada en torno a la experiencia del paciente, ya sea práctica o sensorial.

El nuevo edificio aglutina, en un entorno bañado por la luz natural, todas las especialidades relacionadas con el cáncer (cribado, tratamiento, seguimiento psicológico, hospital de día, radioterapia y centro de bienestar), así como laboratorios, salas de conferencias y espacios dedicados a la investigación. Pero siempre poniendo el enfoque en el paciente.

Las patologías relacionadas con el cáncer no son fáciles de gestionar por las personas afectadas, por ello es fundamental crear espacios acogedores, cálidos y reconfortantes para pacientes y familiares. De ahí que la Unidad del Cáncer del Hospital Universitario de Lieja se concibiera desde el principio como un edificio abierto a la naturaleza, poniendo a disposición del paciente espacios relajantes.

Tanto el director técnico del Hospital como el arquitecto responsable de la oficina de diseño coinciden en que la luz natural es la clave en este proyecto, hasta tal punto que llega a cada rincón del edificio. Los suelos se han estructurado con el objetivo de bañar con luz natural las zonas de estar destinadas a pacientes y personal, especialmente en departamentos médico-técnicos más pesados ​​como la radioterapia, a menudo ubicados en el sótano. La luz natural, por lo tanto, es invitada al corazón del proyecto y se sumerge en los niveles inferiores gracias a los patios excavados en el volumen del edificio.

SLAM, una vez más la elegida

Las zonas de espera de la nueva Unidad del Cáncer han sido equipadas con más de un centenar de Bancadas SLAM, un asiento diseñado por Lievore Altherr Molina en el que el hospital ya había confiado para otras de sus unidades.


La Bancada SLAM en la Unidad del Cáncer del Hospital Universitario de Lieja

 

En esta ocasión, el Centro Oncológico se ha equipado con bancadas de entre 2 y 4 plazas, con diferentes acabados y en distintas versiones: anclada al suelo y suspendida a la pared; con frente tapizado y sin tapizar, con brazos y sin ellos; unas con mesa a un lado y otras sin ella… pero todas con la misma tonalidad cromática, el blanco, muy acorde con la pureza que aporta la luz natural al espacio.

Según los responsables del proyecto, SLAM es un asiento para salas de espera de hospitales que ofrecía la más amplia gama posible de modelos, con el fin de satisfacer las diferentes necesidades del centro. Así mismo, señalan que “la estética sobria y contemporánea, la ligereza de la estructura y los refinados acabados” fueron determinantes a la hora de optar por SLAM porque, en su opinión, “se integraban a la perfección en el entorno”.

 

Contacto