La Bancada SLAM en el Centro de Salud Salburua

04.09.2019

Centro de Salud Salburua

 

La Bancada SLAM, diseñada por Lievore Altherr Molina para SELLEX, es el asiento que recibe a los pacientes del Centro de Salud Salburua en Vitoria-Gazteiz (España) desde su construcción en el año 2013.

El edificio lo forman 12 consultas de medicina general, otras 12 de enfermería, 6 salas de pediatría y otras 6 de enfermería infantil. Asimismo, cuenta con 3 consultas de curas o urgencias, 2 salas de especialidades y consultas de ginecología y matrona. El espacio lo completan varias salas de la Unidad de Salud Mental (psiquiatría, psicólogo, salas para terapia en grupo etc.).

Todas estas consultas cuentan con sus correspondientes áreas de espera en las que se han distribuido cerca de 70 Bancadas SLAM que buscan el confort de los pacientes. La mayoría de bancadas elegidas son de 4 plazas con el armazón en gris y la carcasa de polipropileno en verde. Algunas salas de espera han sido equipadas con bancadas de menor tamaño (3 plazas) pero con una mesa acoplada en sus laterales.

Un asiento que se mimetiza con el edificio

El edificio es obra de GGB arquitectos, un estudio de arquitectura afincado en Vitoria y formado por 3 arquitectos: Gonzalo Gárate Barquín, Cris Ercilla Abaitua y Rosa Aurora Ábalos Villaro.  Según nos dicen, en GGB arquitectos tenían claro que la Bancada SLAM era la mejor apuesta para esta construcción de "acabados neutros y líneas rectas". "Con el mobiliario buscábamos movimiento y un punto de color", indica Rosa Aurora Ábalos y añade que la estructura de SLAM, por su material y color, se mimetizaba con la construcción.

Centro de Saldud Salburua, equipado con el Banco SLAM
Banco SLAM en el Centro de Saldud Salburua.

 

Otro aspecto que se tuvo en cuenta desde el estudio a la hora de elegir los asientos de los pasillos centrales del centro de salud fue el confort, la comodidad del usuario era un punto fundamental.

En cuanto a la construcción del edificio, nos explican que para el diseño de la distribución en cada planta, se parte de la serialización del módulo de consulta en cada uno de los bloques longitudinales. Se desarrolla en planta baja, iluminando las consultas desde las orientaciones este y oeste, recurriendo a una iluminación cenital para las salas de espera que se manifiesta en cubierta mediante un ritmo de lucernarios que recorren la totalidad de este bloque.

Un segundo bloque paralelo al descrito con un protagonismo urbano más relevante, se estructura en dos plantas,  para dar cabida a un contenido heterogéneo, quedando reflejado en la volumetría y la composición de sus diferentes fachadas. La disposición de los diferentes bloques responde a la búsqueda de un confort en las zonas de trabajo, optando por una orientación este-oeste para la totalidad de estancias, garantizando un asoleo óptimo para el uso de la edificación.