SQUARE y CALM, dos elementos clave en los nuevos espacios colaborativos

21.06.2019

El sistema de Asientos Modulares SQUARE y el programa de Mamparas CALM son las últimas creaciones de Mario Ruiz para SELLEX, que respiran su estilo esencial por los cuatro costados, un diseño que dice mucho con lo mínimo. El diseñador ha trabajado en estos dos elementos con el objetivo de que cumplieran una función clara, “crear espacios que permitan relación y comunicación” en el trabajo. Lo que ha conseguido Mario son dos piezas de mobiliario, CALM y SQUARE, que encajan perfectamente en el nuevo concepto de oficina.

 

Mario Ruiz, fotografía de Caterina Barjau

Mario Ruiz, fotografía de Caterina Barjau

 

¿Qué te inspiró a crear CALM y SQUARE?

Soy diseñador industrial, mi trabajo se parece bastante al de un médico, que no necesita inspiración para atender a sus pacientes. Yo escucho al cliente y me esfuerzo en comprender lo que necesita, lo que le pasa, y hacer un trabajo personal a su medida.

¿Cómo fue el proceso creativo?

Como digo, todo surge de una conversación, o varias, con el cliente, ese es el arranque del proceso creativo. En el momento de diseñar voy de lo mínimo al todo: trabajo los detalles uno a uno y su suma construye el todo. Ese ha sido también el trayecto hasta terminar estos dos proyectos para SELLEX.

Según tu forma de entender el diseño, la función es indispensable. ¿Qué función cumplen CALM y SQUARE? ¿En qué diferentes espacios crees que podrían funcionar?

Son dos proyectos que surgieron a la vez. La función es crear espacios que permitan la relación, la comunicación y el trabajo en áreas de recepción, en espacios colaborativos, en espacios de lounge y en espacios privados (greeting, collaborative spaces, lounge spaces y private spaces). Ambos responden a un planteamiento muy abierto de posibilidades ya que permiten crear áreas de distinta envergadura: para pasar solo un rato trabajando o para pasar varias horas.

Destacas la honestidad como premisa fundamental en diseño. ¿En qué son honestos CALM y SQUARE? ¿Cómo los definirías?

Cuando hablo de honestidad me refiero a que respondan a su función con un diseño justo y equilibrado; que cumplan su misión de funcionar. Para mí es una prioridad hacer cosas que no compliquen la vida al cliente, ni en su forma de fabricación ni de comercialización. Ese es para mí el significado de un producto honesto.

¿Qué tienen CALM y SQUARE que no tengan otros productos?

La gran diversidad de posibilidades de configuración y de materiales que permite construir espacios muy distintos.

En alguna ocasión has comentado que te sientes cómodo en proyectos “incómodos” porque suponen un reto y el resultado suele ser más innovador. ¿Consideras que este proyecto ha sido “incómodo”?

Yo creo que en general, cuando uno controla la situación es difícil llegar a algo nuevo, interesante, porque no arriesgas. En los proyectos más exigentes sales de esa sensación de control, arriesgas y te exiges más a ti mismo. Eso te obliga a hacer un trabajo más fuerte de reflexión y cuestionamiento, y por eso suelen surgir proyectos mucho más gratificantes.

¿Qué es lo que más destacarías de tu colaboración con SELLEX?

A veces parece que tienes que relacionarte con otras personas para hacer un proyecto, pero es al revés: el proyecto es lo que hace que se construya un vínculo fuerte con otros profesionales. Con SELLEX ese vínculo es estupendo, nos entendemos muy bien. Para mí esa es la parte más importante de los proyectos, la mejor.